quevasaestudiar.com

SEGUINOS
TAMBIÉN EN
SEGUINOS
TAMBIÉN EN

Tenés una idea de lo que te gusta...

pero si encontrás una margarita cerca, la deshojás de una.
Y bueno… es mejor que nada, ¿no? Hay un lugar para vos, encontrálo!


Si tenés una idea de cuales son las cosas que te gustan es posible que ya puedas definir medianamente para qué lado se encuentra orientado tu perfil.

Es por eso que si sos capaz de nombrar algunas carreras que te atraen …aunque sean muy diferentes entre sí… necesitás analizar algunas cosas para acotar ese mundo de profesiones y ver con cuál te quedás…

Estas son algunas consejos que te ofrecemos para ayudarte:

Vos tenés una vocación. Descubrila!!!

Las influencias a la hora de elegir


A veces as personas eligen una carrera para seguir con la tradición familiar aunque no tengan nada que ver con sus intereses y sueños, otras descartan profesiones porque, a pesar de que les gustan, suponen que no han nacido para ellas o que no responden a las expectativas de los demás. Y algunas, a la hora de decidirse, siguen las modas.

Desde lo social, también no vemos influidos porque muchas veces recibimos mensajes cargados de pesimismo que no nos permiten tomar la decisión deseada. También los roles asignados socialmente al hombre y a la mujer influyen en la elección del futuro: existen profesiones "de hombres", como la ingeniería, y otros "reservadas" a las mujeres, entre ellas, la docencia, el arte y la danza.

En fin, la percepción de uno mismo se encuentra cargada de variables externas: la familia, los amigos, la realidad socioeconómica, el lugar físico y, también, las valoraciones de otros que hemos asumido como características propias ("es bueno en...", "no tiene habilidad para..."), etc.

La influencia de la familia

Si sentís que lo que predomina en este momento es lo que te dicen en tu familia, tal vez lo mejor sea parar un poco y detenerte a pensar. Si estás eligiendo qué estudiar y todavía no "te encontrás" en esa decisión seguramente tengas que bucear un poco dentro tuyo para descubrir tus verdaderas razones.

Igual, seguí informándote acerca de las propuestas de estudio, es una buena manera de avanzar en tu definición.

Las presiones

Uff que bajón tus viejos no te dejan elegir "tranquilo"... encima muchas veces no se dan cuenta que lo peor que pueden hacer es querer "imponerte" una carrera porque logran el efecto contrario, exactamente al REVÉS... Si te parece que esta situación te representa lo mejor es que te detengas un poco a pensar en tus motivaciones.

Hacete las siguientes preguntas:

¿Me veo a mí mismo ejerciendo esa profesión? ¿Esto es lo que quiero para mí o solo le estoy dando el gusto a mi familia?

Las influencias sociales

"Voy a estudiar para ser contador porque da plata", "En este país, los docentes se mueren de hambre".

¿Te suena?

Con mucha frecuencia escuchamos estas frases y nos encontramos con algunas puertas cerradas, porque descartamos automáticamente aquellas profesiones u oficios que, aparentemente, "no van a ser rentables".

Te presentamos el ejemplo de Marina, ella se animó a pesar de todo...

Marina es una docente especial, profesora en un reconocido colegio y terapista particular de niños con problemas de aprendizaje, nos cuenta:

"A mí me costó un poco convencer a mis papás de que eso era lo que yo quería estudiar. Siempre fui de los primeros puestos en el colegio y mi mamá pensaba que era desperdiciar mis capacidades se era docente. Pero yo estaba convencida de que eso era lo mío y me lancé a la aventura. No me arrepiento para nada. Ver a mis alumnos mejorar cada día y saber que yo tengo algo que ver con eso son cosas que no tienen precio", nos cuenta.

Acordate: La decisión es tuya y la profesión que elijas no determina cómo te va a air laboralmente. Es cierto que existen carreras más rentables que otras, pero no es conveniente mirar solo un aspecto, porque difícilmente se pueda estudiar o trabajar en algo cuyo único móvil sea el dinero, la salida laboral "garantizada" o el lugar en que se realicen las tareas. Tu carrera te ubica en un espacio donde tendrás que desenvolverte y si no es lo tuyo, te sentirás totalmente extraño. Cuando decidas qué estudiar, pensá en vos, en lo que más te gusta, proyectate en esa profesión, imaginate en ella y hablá con personas que hayan estudiado esa carrera o trabajado en ese ámbito.

Los ideales

¿De qué lado estás?

Si tu ideal es no abandonar la carrera sería importante que te plantees si es lo único en lo que estás pensando... y si tu respuesta es afirmativa pensá bien qué otras cosas querés tanto como "no abandonar". Para que lo que elijas tenga que ver con tus intereses te recomendamos hacer un ejercicio (va al punto 03 de ni idea).

Viñetas Gráficas realizadas por Juan Chaves para el CD "Elige tu futuro".

¿Qué son las Áreas Ocupacionales o ÁREAS DE INTERÉS?

¿Qué te gusta hacer?

Los intereses son inclinaciones o disposiciones naturales que tenemos las personas hacia una o varias actividades, objetos o personas.

Podemos tener muchos o varios intereses y gracias a ellos, el trabajo o las actividades que desarrollamos nos resultan placenteros. Por ejemplo, jugar al hockey, escribir cuentos, coleccionar estampillas.

¿Para qué sos hábil o simplemente qué hacés bien?

Las aptitudes son capacidades que tenemos las personas para realizar determinadas tareas. Son habilidades desarrolladas mediante la práctica y la repetición. Se aprenden y se entrenan. Por ejemplo la memoria, la concentración y la destreza natural.

Las áreas ocupacionales afines, que comparten principios técnicos o científicos, o los ámbitos en los que se lleva a cabo el trabajo. Por ejemplo las ocupaciones relacionadas con las ciencias médicas o ciencias de la salud.

Muy Importante es que tengas en cuenta tus intereses y aptitudes al elegir tu carrera. Estudiar o trabajar en áreas ocupacionales que encuentras afines a tus inclinaciones o habilidades, seguramente contribuirá a que puedas desarrollarlas día tras día, y sobre todo, ¡A que puedas realizarlas con mucha pasión!